5 razones para solicitar un minicrédito

Seguramente has escuchado a muchas personas hablar sobre las ventajas de los minicréditos, y no es para menos. Sólo quienes se han beneficiado de ellos, en esos momentos de apuros económicos que tanto nos irritan en nuestra vida cotidiana, han sentido el alivio casi inmediato que genera acceder al dinero que necesitamos de una manera rápida, sencilla y menos complicada de lo que sería solicitar un préstamo bancario tradicional. Pero si aún no te has convencido del todo, y necesitas argumentos que te ayuden a comprenderlo, aquí te damos 5 razones del por qué, en ciertas ocasiones, es un puntazo contar con la ayuda de un minicrédito es nuestra vida.

1. Son una buena opción para afrontar los gastos inesperados

Todos tenemos gastos inesperados que aparecen de la nada en el momento más inoportuno. ¿Te suena familiar? Y una buena opción para enfrentarlos con éxito es solicitando un microcrédito rápido en una de las muchas entidades financieras que ofrecen sus servicios en la web. Sin embargo, antes de dar ese primer paso, es necesario que te informes bien sobre los términos y condiciones de las financieras, así como también de las fechas de pago e intereses, para que después no te lleves sorpresas poco gratas.

2. Dinero rápido sin muchos papeleos

Otro motivo por el cual el sector de los minicréditos está creciendo de manera exponencial es debido la facilidad que ofrecen a sus clientes a la hora de solicitar el préstamo. Al contrario de lo que pasaría en cualquier banco, sólo tienes que adjuntar la siguiente información: ser residente español, aportar una copia de tu DNI/NIE, tener una cuenta bancaria activa, la dirección de tu vivienda, tu número de teléfono, y un comprobante de que no apareces en lista de morosos. Aunque esto último en ocasiones no es un problema, ya que otras entidades financieras ni siquiera te piden este dato, a menos de que te excedas en el límite de deuda de dinero estipulado por la empresa.

3. Dinero al instante

Tener el dinero 15 minutos o hasta un día después de haber sido aprobado nuestro minicrédito es una de sus principales ventajas. A quién no le gusta tener el dinero que necesita en cuestión de horas o, mejor, de minutos. La mayoría de entidades financieras suelen transferir el dinero a la cuenta del usuario entre 15 a 24 horas después de haber aprobado el proceso. Así que si tienes un compromiso económico que no da espera, esta puede ser una muy buena alternativa.

4. Sumas de dinero fáciles de pagar en un mes

Los minicréditos generalmente se hacen por hasta 1000€, aunque, claro, puedes encontrar en el mercado financiero otras entidades que ofrecen más. Lo bueno de esto es que no te estás endeudando por sumas de dinero difíciles de pagar, sino que, por el contrario, desde que empiezas el proceso sabes cuándo, cuánto y dónde tienes que devolver el dinero prestado. Solicitas el dinero por 30 días, pagas en el tiempo justo, y una vez lo haces ya no tienes responsabilidades que pagar.

 5. Prórrogas en la fecha de pago

Algunas personas tienen problemas a la hora de devolver el dinero prestado. Pero, afortunadamente, muchas entidades financieras te ofrecen opciones de prórrogas que te dan un margen de tiempo en el que puedes cumplir con el trato. Una recomendación en este tema es informarte de cuál es la penalidad que tiene la entidad, es decir, cuántos intereses diarios tendrás que pagar. (Todo puede leerse en la sección de términos y condiciones de cada página web)

Como ven, tienes 5 razones para decidirte a solicitar un minicrédito la próxima vez que tengas una urgencia económica, siempre y cuando te lo tomes con mucha responsabilidad y seriedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *