Ten cuidado con los riesgos del crédito rápido

 

Estamos seguros que una de las cosas que primero se te pasa por la cabeza al hablar de créditos rápidos es qué tan fiables son las financieras que los ofrecen. Así que, si te interesa saber cómo puedes reconocer a una financiera estafadora desde lejos, y aprender a solicitar créditos seguros y regulados legalmente, sigue leyendo porque esta información es para ti.

 

¿Cómo puedes saber si estás tratando con una financiera de confianza?

 

Saber que estamos tratando con una financiera segura es el primer paso que debes seguir antes de solicitar tu crédito rápido. Es normal que, en épocas de crisis, se nos haga una sonrisa de tranquilidad en el rostro cada vez que leemos anuncios que dicen “dinero fácil y rápido en menos de 10 minutos”. Pero cuidado, asegúrate de que las urgencias económicas que se presentan en la vida diaria no te cieguen, y termines pagando las consecuencias de empresas usureras que se aprovechan de la necesidad de la gente.

 

Por eso, en LoanSmart te damos los siguientes consejos:

 

  1. Asegúrate de que la financiera esté inscrita en el registro mercantil.

Así como lo lees. Para que una financiera sea 100% legal, asegúrate de que su número de registro aparezca mencionado en su página web. Por ley, el Gobierno español exige que cada entidad bancaria, que preste sus servicios al público, esté debidamente inscrita en el registro público de la comunidad autónoma en donde se encuentre la empresa. Si no encuentras información al respecto, ahí tienes el primer motivo para desconfiar.

 

  1. Revisa que la empresa esté regulada:

Todas las entidades financieras tienen que estar legalizadas por la Ley 22/del 2007, establecida por el Ordenamiento Jurídico Español; una ley que precisamente fue creada para proteger los derechos del consumidor, en especial de aquellos que adquieren servicios financieros.

 

  1. Desconfía de la financiera que te pida dinero por adelantado

Ninguna financiera que se respete va a pedirte dinero por adelantado. Si recibes algún tipo de llamada o email tipo “spam”, pidiéndote alguna suma de dinero con pretextos que no entiendes bien, huye. Recuerda que en ninguna financiera te exigirán dinero por adelantado. Lo único que tendrás que hacer, obligatoriamente, será rellenar un formulario con tus datos personales antes de solicitar el crédito, y pagar tus intereses al momento de devolver el crédito.

 

Solicita un crédito de manera inteligente

 

En LoanSmart queremos ayudarte a escoger el minicrédito perfecto con cabeza fría.  Por eso te recomendamos visitar nuestra página [Credits comparisson] para que compares las ventajas y desventajas de las financieras más fiables del mercado.

 

Pero para que te ahorres uno que otro disgusto, te dejamos algunos consejos que también te pueden ayudar:

 

  • Fíjate bien en los términos y condiciones que aparecen descritos en la página web de la financiera de tu agrado. No olvides que como en todo en la vida, nunca está de más leer la letra pequeña.

 

  • Asegúrate de conocer cuál es el interés que deberás pagar al devolver el crédito, para que no te sorprendas a fin de mes pagando intereses elevados.

 

  • No confíes en financieras que no dispongan de ningún tipo de filtro para evaluar si prestarte o no el dinero. Como dijimos antes, no te dejes llevar por la necesidad de recibir un dinero rápido y sin problemas, y asegúrate de que estás tratando con una entidad transparente y responsable.

 

Utiliza los minicréditos rápidos únicamente en casos puntuales

 

Todo en exceso es malo. Por eso no dejes que el prestar dinero rápido y sin tanto papeleo se convierta en tu opción número uno cada vez que necesites dinero. Recuerda que los préstamos rápidos están diseñados únicamente para atender a necesidades económicas urgentes.

 

¿Cuál es tu experiencia con los minicréditos rápidos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *