Todo lo que necesitas saber sobre la línea de crédito | Loansmart.es

Todo lo que necesitas saber sobre la línea de crédito

La línea de crédito permanente, también conocida como cuenta de crédito, es un método de financiación por el cual una entidad privada pone a tu disposición un dinero hasta un límite señalado (pactado previamente).

En otras palabras, tendrás acceso a un dinero que podrá ser retirado parcialmente o en su totalidad y ser utilizado como más se antoje. Es habitual utilizar este crédito para solventar deudas pendientes cuando no se tiene fondos.

¿Cómo funciona exactamente una Línea de Crédito Permanente?

Muy sencillo. Para que lo entiendas, podemos decir que una línea de crédito es muy parecida a las tarjetas de crédito. Supongamos que la entidad financiera pone a tu disposición 2000€. A medida que vayas retirando los fondos, estarás en el deber de ir devolviendo estas cantidades.

Una vez devuelto, volverás a disponer de la misma cantidad inicial. Claro está que tendrás que hacer frente a una serie de comisiones y tasas, de las que hablaremos más adelante.

Digamos que a primeros de mes tienes a disposición una cantidad de 2000€:

  1. Retiras 400€ para pagar la hipoteca. Balance actual: 1600€ (2000€-400€).
  2. Decides darte un capricho por un valor de 300€. Balance actual: 1300€ (1600-300€).
  3. A finales de mes, una vez recibida tu nómina, decides devolver los 700€ (1300€+700€).
  4. A mes vencido, el total de dinero aún disponible serían los 2000€ iniciales.

En el ejemplo no hemos mencionado el hecho de que tendrás que devolver las comisiones y tasas pactadas con la entidad. Estos intereses a pagar suelen ser diarios, es decir, cuanto antes devuelvas las cantidades retiradas menor será el importe de dichos intereses.

 

Este proceso se repetirá sucesivamente hasta que decidas terminar el contrato.

Diferencia entre Línea de Crédito y Préstamo personal.

Es común pensar que una línea de crédito y un préstamo personal son la misma cosa. Pero te equivocas. Veamos por qué.

Préstamo rápido

También llamado crédito rápido. El préstamo rápido  es un método de financiación por el cual recibes una cantidad fija cuyo plazo es pactado de antemano. La entidad financiera solicita una serie de documentos y avales antes de conceder el préstamo, y una vez aprobada la solicitud, obtendrás la cantidad directamente en tu cuenta bancaria. Vencido el plazo de devolución, se devolverá a la entidad privada toda la cantidad entregada inicialmente más los intereses generados. En el caso de que necesitar más liquidez deberás solicitar un nuevo préstamo.

 

Línea de crédito permanente

En este caso, la entidad pone a tu disposición una cantidad a retirar cuando sea necesario sin sobrepasar el límite establecido, y una vez devuelto el importe, éste volverá a estar disponible en tu cuenta.

¿Cuáles son las grandes diferencias entre estos dos?

  • A diferencia del préstamo, la línea de crédito te permite retirar la cantidad que desees y, una vez devuelta, volverás a tener a tu disposición la misma cantidad inicial sin la necesidad de firmar un nuevo contrato con la entidad.
  • Los intereses a pagar de la línea de crédito solamente están calculados sobre el dinero retirado. Los intereses del préstamo son pactados desde el principio y son inalterables.
  • La línea de crédito tiene una financiación permanente mientras que el plazo del préstamo es determinado.
  • El contrato del préstamo no es renovable a diferencia del de la línea de crédito.
  • Los tipos de interés del préstamo son más bajos que los de la línea de crédito.

 

Recuerda que en LoanSmart puedes comparar las tarjetas de crédito, préstamos rápidos y créditos personales que más se adapten a tus necesidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *